Unión y progreso - Sociedad de fomento

Unión y progreso

Sociedad de Fomento

Sitio Oficial

El club | Nuestra historia

Sociedad de fomento – Unión y Progreso

Si hablamos de la sociedad de fomento unión y progreso nos obliga a recordar de sus 74 años de historia, los inicios de que es hoy una de las instituciones mas importantes de Tandil, no solo por el desarrollo que han adquirido las diferentes actividades culturales y deportivas que abarca, sino por el enorme segmento de la cuidad sobre la cual influye, los habitantes de villa Italia que representan un gran porcentaje de la población de Tandil.

Hablar de los comienzos significa remontarse al 9 de julio del año 1939, cuando instancias de las inquietudes de una pujante barriada, quedo establecida la sociedad de fomento unión y progreso, con don Alberto pourdié como primer presidente, estableciéndose provisoriamente en la esquina de quintana y Dinamarca.

Poco tiempo estallo allí la sociedad de fomento, ya que en el año 1940 adquirió los primeros lotes de quintana 450, donde comenzó a edificar su sede social y paralelamente, se creo la biblioteca domingo Faustino sarmiento donde se respondió a la creciente demanda cultural de la época.

Mucho tuvieron que luchar aquello pioneros para imponerse a la indiferencia de algunos y a falta de apoyo de otros, no obstante, pudieron sobreponerse a las adversidades para de a poco, asumir la representatividad de la barriada.

Por ello mucho tuvo que ver la institución en el reclamo permanente para que se concreten obras de infraestructuras vitales para el desarrollo de villa Italia y aledaños, tales como la obra de pavimento de las avenidas del valle y quintana, cuya primer piedra se coloco el 6 de enero de 1945.

Ya en 1944, con un progreso interrumpido, se adquirieron 8 lotes contiguos a la sede, funcionando allí el "parque mayor avalía" que por años fue escenario de reuniones sociales y recreativas del vecindario, parea finalmente, construirse las importantes instalaciones sociales y deportivas que hoy conocemos.

También en posteriores años de progreso económico, se adquirió el predio en aeronáutica argentina y ruta 226 donde funciona la quinta de la florida, hermoso solar forestado donde aparte de su función como campo de deporte, hace de sitio de esparcimiento y contacto con a naturaleza para socios e invitados.